CLÍNICA MARAL
Medicina Estética, Cirugía Estética y Trasplante Capilar

Toxina botulínica (Botox)


ARRUGAS DE EXPRESIÓN

Hoy en día, la toxina botulínica, conocida más popularmente como Botox, se considera uno de los tratamientos estrella en la medicina estética que ofrece excelentes resultados, de forma rápida, sencilla, segura y sin precisar ninguna preparación especial por parte del paciente, en el tratamiento de las arrugas de expresión de la cara, principalmente en el entrecejo, la frente y el contorno de ojos.

 

El uso estético del Botox es una forma diluida y purificada de la toxina botulínica y después de su infiltración, con una aguja extra fina en puntos concretos de la musculatura facial, se consigue la reducción o atenuación de las arrugas mediante la relajación muscular de estos, proporcionando un aspecto más juvenil.
Los resultados aparecen a partir del tercer día consiguiendo el máximo efecto entre el séptimo y el décimo día pudiéndose complementar el tratamiento con infiltraciones de ácido hialurónico. Los resultados son reversibles y se mantienen entre 4 y 6 meses, a partir de los cuales se debe realizar una nueva aplicación.
En Clínica Maral disponemos de las 3 presentaciones que se comercializan actualmente de toxina botulínica de uso cosmético: Vistabel®, Azzalure® y Boccouture®.

 


SUDORACIÓN DE AXILAS 

Entre otras de sus múltiples aplicaciones médicas, el Botox puede reducir hasta un 80% la sudoración axilar.
Su aplicación es rápida y sencilla, y después de  un marcado de la zona axilar nuestros médicos especialistas inyectaran pequeñas dosis del producto de forma prácticamente indolora. A partir del segundo-tercer día comenzarás a notar la disminución de la sudoración manteniéndose el efecto hasta siete meses. No precisa de ninguna cura especial posterior mas que tu higiene habitual.